Nuestros Días… Sí Tienen Un Final, No Pierdas Tus Días Equivocadamente 🌟❤

Me duele el corazón porque perdí a una amiga, el dolor es normal ya que nadie quiere escuchar que un ser amado ha partido, sin embargo estoy agradecida con Dios y con mi crecimiento personal donde siempre pude decirle a ella dentro de mis “curcilerias” muchos te amo, y muchas cosas lindas.

Lo cual hoy me lleva a una profunda reflexión de vida.

Muchos ya no disfrutamos de los seres que amamos porque nuestro celular nos llena más que una linda conversación con una persona que nos importa, el amor ahora se muestra una vez que la persona se han ido de este mundo sin regreso.

las flores tienen más valor y son más necesarias durante un funeral que cuando la persona puede olerlas y disfrutar de su belleza.

las visitas se convierten en una prioridad en el cementerio mientras que en vida no son necesarias; decimos te amo más cuando una persona ya no puede escucharnos, que cuando nos pueden escuchar.

Muchos de nosotros tomamos nuestra parada en este mundo y la vivimos como si fuéramos a estar en esa parada para siempre, y muchos de nosotros pensamos de esta manera porque estamos muy ocupados con todas las cosas hermosas que este mundo nos ofrece, que nos confunden, muchas de esas cosas nos alejan de nuestro propósito en este mundo, un propósito que termina rápidamente y muchas veces ni siquiera llegamos a vivir ese propósito porque vivimos como si no hubiera un final para nosotros.

nos olvidamos de crear recuerdos, nos olvidamos de tener largas conversaciones, nos olvidamos de disfrutarnos, nos olvidamos de disculparnos a tiempo, nos olvidamos de perdonar rápido, ¿por qué? porque pensamos que vamos a estar para siempre, cuando la verdad es que nuestras vidas no son nuestras, nuestras vidas tienen dueño y ningún dinero o cosa material pospondrá el día en que Jesús Dios padre nos lleve de este mundo cuando él nos quiera de regreso.

Hoy en dia muchos valoramos las cosas, más que a las personas, escuchamos a nuestro ego más que a Dios, valoramos nuestra apariencia física más que nuestro corazón, apreciamos la deshonestidad más que la justicia, valoramos el poder más qué nuestra salvacion.

Los invito a todos como un momento de reflexión personal a analizar sus acciones diarias, comportamientos y empiecen a decir lo que sienten en vida, en vida decir muchos te amo, en vida hacer visitas a los que te importan, no limites tu regalo de amor hacia los demas por sus comportamientos negativos hacia ti, haz tu parte y da lo que hay en tu corazón así no habrá arrepentimientos más tarde en tu corazón.

Recuerda siempre que usted es 100% responsable de usted, de sus acciones, de su comportamiento, de sus elecciones, sin importar las decisiones que hagan los demás, incluso si no recibes ese amor de regreso de las personas que amas, eso no importa ya que tus recompensas vendrán como lluvias en abundancia a tu corazón, a tu vida, a tus generaciones y una paz abundante de parte de nuestro amado padre Jesús.

cuando perdemos a alguien a quien amamos duele tanto que nos preguntamos, ¿por qué?. Y nos olvidamos que no pertenecemos a nadie en el mundo, no somos de nuestros hijos, padres, hermanos, amigos, parejas… Pertenecemos a nuestro Dios padre y cuando él decide que nos quiere de regreso nos llevará; DICE Eclesiástico en la Biblia, que no lloremos por el que muere, nos dice “llora por un tonto que no puede entender, eso es peor que estar muerto”. No seamos los tontos de los que nos habla eclesiástico y vivamos nuestras vidas en los caminos de Dios, no del mundo ¡¡¡sirve a tu propósito en Dios!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.