Feliz dia De San Valentin Mi Amado Prójimo, Los Quiero❤😘🌟🙌🙏

Quiero compartir con todos ustedes en este día especial de San Valentín, lleno de amor esta explicacion del amor segun la palabra de Dios, y despues de leerlo les invito a hacer algo especial y dificil de hacer cuando pensamos con una mente de mundo, pero hoy, vamos a pensar y hacer esa cosa “difícil” con la mente puesta en las enseñanzas de Dios. Honremos el día de hoy ¡¡SAN VALENTÍN!! reflejando a Dios nuestro amado padre en nuestros corazones🥰🌟🙌

La Biblia también nos habla mucho sobre el amor. De hecho, nos dice claramente que Dios es amor (1ª Juan 4:8) y en él encontramos el mejor ejemplo del amor verdadero e incondicional. Pero el amor como tal ha sido distorsionado a través de los siglos. Muchos lo equiparan con el sexo; otros, con el sentimiento de poder y control sobre otra persona. ¿Qué es en realidad el amor? ¿Cómo lo definimos?

¿Cómo debe ser el amor verdadero?

  • Paciente: padece y soporta, resiste con entereza las debilidades y defectos de la otra persona.
  • Bondadoso: ofrece en todo momento el bien con amabilidad y dulzura.
  • Sin envidia: no resiente ni se entristece ante el bienestar de la otra persona. Más bien se alegra y celebra.
  • No se alaba en exceso ni está lleno de orgullo: no resalta sus méritos y cualidades en todo momento. No exalta sus sacrificios y esfuerzos ni menosprecia a la otra persona.
  • No es rudo: no es descortés, violento o grosero, sino que entiende y considera los sentimientos y el bien del otro.
  • No es egoísta: no demanda sus derechos ni exalta su propio interés. Presta atención y cuida los intereses de la otra persona.
  • No se enoja fácilmente: no pierde el control ni se ofende con facilidad.
  • No guarda rencor: no mantiene en su mente y corazón los errores y ofensas que, a su entender, ha cometido el otro.
  • No se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad: no se alegra cuando la persona amada comete un error. Se regocija cuando actúa con rectitud y corrección. Busca la verdad y actúa.
  • Todo lo disculpa: perdona y no anda difundiendo las faltas de la otra persona. Intenta entender los motivos.
  • Todo lo cree: confía en la bondad y los buenos motivos de la otra persona a menos que haya evidencia irrefutable de lo contrario.
  • Todo lo espera: tiene esperanza y es optimista. Confía en las promesas de Dios y está dispuesto a esperar para ver los cambios y las bendiciones anheladas.
  • Todo lo soporta: persevera y permanece con paciencia en medio de las pruebas y dificultades. No es pasivo sino activo; busca soluciones a los conflictos junto a la otra persona.
  • Nunca se extingue: No termina, no tiene fin, no se acaba. Es eterno.

Leave a Reply

Your email address will not be published.